Disciplina Doméstica

25 feb. 2012

Originalmente, era la forma de vida de la mayoría de la gente durante casi toda la historia. El Hombre era la autoridad en el hogar, y tenía el derecho de castigar a su esposa e hijos. Esto era simplemente así, y la mujer no tenía voz en el asunto.

Esto era justificado por las autoridades políticas y religiosas, compuestas, desde luego, por hombres. Tenía que ser así, porque era el "orden natural" .

Recientemente, en cambio, Disciplina Doméstica ha sido un término usado para un acuerdo en el cual uno de los miembros de la pareja, voluntariamente y por su propia decisión, le da a la otra la autoridad de mandar en la familia, para poner las reglas, y el derecho a castigarla cuando esas reglas no se cumplen.

La parte a cargo tiene la responsabilidad de buscar la felicidad del otro, su crecimiento personal, y su bienestar en general. como en un matrimonio normal.


No es sometimiento (y mucho menos esclavitud) en el sentido que se le da en BDSM, porque los castigos no implican, al menos en principio, nada sensual o sexual. Los castigos son sólo eso, castigos, y son algo para ser temido y evitado.

Tampoco es abuso o brutalidad, porque el que está a cargo no tiene derecho a abusar, humillar u obligar a obedecer a la otra parte. El que se somete podría romper el arreglo si considerara que no lo beneficia.

El argumento a favor de tal acuerdo es que el hecho de que el poder de decisión esté en un miembro de la pareja, le ahorra a ésta todas esas pequeñas peleas acerca de las cosas de todos los días que pueden arruinar un matrimonio.

Se podría llegar a una acuerdo así por motivos religiosos (en cuyo caso, generalmente el hombre está a cargo), pero también se podría alcanzar porque los miembros de la pareja piensan que es lo que desean, que esa forma de vida podría hacerlos más felices. En ese caso, tanto la mujer como el hombre podrían estar a cargo.

Como ejemplo de un acuerdo de Disciplina Doméstica publicamos el Plan de Nalgadas Spencer. de los años 30. Es atípico en el hecho de que los miembros de la pareja se dan mutuamente el derecho a castigar, pero por ello puede ser adaptado a muchos contextos. Por otra parte, está cuidadosamente formulado y desarrollado, de manera que puede ser muy útil.

Resumen del Plan Spencer

Fuente: Ecstagony

También para curiosos, existe el blog sobre DD ( Domestic Discipline) pero Cristiano, aunque esta en inglés

Christian Domestic Discipline

Aqui también en inglés un relato de un Hombre que realiza DD con su esposa y da consejos:

Husbandly Touch: A Letter to the HOH

0 comentarios: