Libre elección de la mujer por Senix Saulo

27 feb. 2012

Lo paradójico de nuestros tiempos es que, a pesar de ser mal visto el machismo, el BDSM, los esquemas de dominación masculina y sumisión femenina y a la inversa, hoy como nunca antes las mujeres tiene la libertad formal de elegir libre y voluntariamente la forma de vida que quieran.
Antes la mujer estaba obligada por las circunstancias a permanecer bajo algún esquema de dominación masculina, frente al cual no tenía elección posible. Hoy pese a los excesos feministas, o de los defensores de los derechos de la mujer y la igualdad, que ven como inconcebible que una mujer quiera ser dominada, hoy la mujer ha logrado un grado de emancipación como nunca antes en el mundo occidental. De tal manera que una hembra, puede elegir o seguir los cánones de vida de moda, o puede (no sin dificultades debidas en gran parte a prejuicios, lo reconozco) elegir otros modelos de vida, de relación con los Hombres, en los que ella se sienta plenamente mujer.

Más que una vuelta al pasado, hay que plantearse nuevas opciones que permitan a la mujer, si esa es su preferencia, rendirse al dominio masculino. Sabemos que muchas quieren eso, es su anhelo, su deseo incluso una necesidad muy íntima. Hay que construir esquemas de vida social que permitan a Hombres y mujeres vivir como mejor les parezca. Esa es una cuestión privada en la que ni el Estado, ni el gobierno, ni las religiones, y otras instituciones sociales deben inmiscuirse.

Si en lo más profundo se su corazón, si en lo más íntimo de su alma, si en su mente está el deseo y la necesidad de una chica de someterse a la autoridad y el poder de un Macho, nadie debe impedírselo. Pues es un asunto tan personal, que toda intromisión externa es un abuso en la intimidad de la mujer. A nadie se le puede impedir la búsqueda de la realización plena, por el contrario, debe alentarse y motivarse dicha búsqueda. Así que debe llegar el tiempo en que se dejen de lado principios morales y religiosos para evitar que la mujer viva su vida como ella quiera y necesita. También deben dejarse de lado las pseudo justificaciones cientificistas, en realidad carentes de sustento, que atentan contra la libertad de la mujer. Podrá o no gustarnos sus elecciones de vida, pero no es derecho de la sociedad impedirle a una mujer el que se eduque y obtenga una profesión, como tampoco lo es que se le quiera cuartar el derecho a la hembra de permanecer en su casa dedicada a atender a su Esposo, Amante, Novio y a su hijos.

La libertad de de elección debe contemplar la opción tanto de la autonomía e independencia de la mujer, si ella así lo desea pero también la posibilidad que ella opte por una vida sometimiento y sumisión. Y nadie debe se juzgado, y menos aun condenado porque la elección tomada no les agrade a otros. Aquí defendemos la opción de la mujer Machista, sometida a su Hombre en sumisión, para apoyarlo, ayudarlo, servirlo, serle útil en todo lo que él necesite, pues ese es el que nos parece correcto tanto para el Varón como para la hembra. Miles de años de historia humana nos indican que el Hombre debe dominar a su chica y que la mujer debe someterse a ese dominio pues en eso radica su plena realización como mujer. Que mejor que ahora lo pueda hacer como una libre elección y por propia iniciativa. Hay una gran belleza en la mujer que voluntariamente va ante el Macho, se arrodilla y con humildad se ofrece a sí misma para ser dominada por el Varón, cediéndole a Él el poder para que se pueda enseñorear sobre ella en todos los aspectos de la vida.

Disciplina Doméstica

25 feb. 2012

Originalmente, era la forma de vida de la mayoría de la gente durante casi toda la historia. El Hombre era la autoridad en el hogar, y tenía el derecho de castigar a su esposa e hijos. Esto era simplemente así, y la mujer no tenía voz en el asunto.

Esto era justificado por las autoridades políticas y religiosas, compuestas, desde luego, por hombres. Tenía que ser así, porque era el "orden natural" .

Recientemente, en cambio, Disciplina Doméstica ha sido un término usado para un acuerdo en el cual uno de los miembros de la pareja, voluntariamente y por su propia decisión, le da a la otra la autoridad de mandar en la familia, para poner las reglas, y el derecho a castigarla cuando esas reglas no se cumplen.

La parte a cargo tiene la responsabilidad de buscar la felicidad del otro, su crecimiento personal, y su bienestar en general. como en un matrimonio normal.


No es sometimiento (y mucho menos esclavitud) en el sentido que se le da en BDSM, porque los castigos no implican, al menos en principio, nada sensual o sexual. Los castigos son sólo eso, castigos, y son algo para ser temido y evitado.

Tampoco es abuso o brutalidad, porque el que está a cargo no tiene derecho a abusar, humillar u obligar a obedecer a la otra parte. El que se somete podría romper el arreglo si considerara que no lo beneficia.

El argumento a favor de tal acuerdo es que el hecho de que el poder de decisión esté en un miembro de la pareja, le ahorra a ésta todas esas pequeñas peleas acerca de las cosas de todos los días que pueden arruinar un matrimonio.

Se podría llegar a una acuerdo así por motivos religiosos (en cuyo caso, generalmente el hombre está a cargo), pero también se podría alcanzar porque los miembros de la pareja piensan que es lo que desean, que esa forma de vida podría hacerlos más felices. En ese caso, tanto la mujer como el hombre podrían estar a cargo.

Como ejemplo de un acuerdo de Disciplina Doméstica publicamos el Plan de Nalgadas Spencer. de los años 30. Es atípico en el hecho de que los miembros de la pareja se dan mutuamente el derecho a castigar, pero por ello puede ser adaptado a muchos contextos. Por otra parte, está cuidadosamente formulado y desarrollado, de manera que puede ser muy útil.

Resumen del Plan Spencer

Fuente: Ecstagony

También para curiosos, existe el blog sobre DD ( Domestic Discipline) pero Cristiano, aunque esta en inglés

Christian Domestic Discipline

Aqui también en inglés un relato de un Hombre que realiza DD con su esposa y da consejos:

Husbandly Touch: A Letter to the HOH

El Macho responsable, por Senix Saulo

23 feb. 2012

Ser Macho es ser mucho más que un Hombre Dominante, irresponsable y patán, que trata con dureza y desprecio a la mujer porque sabe de la inferioridad física, mental y moral de ella. Un Macho no es tampoco un misógino; no odia a la mujer. Por el contrario la quiere como su propiedad más valiosa. Es cierto que a veces es duro y contundente en su trato con ella, pero no busca desquitar en ella ni su frustración, ni su ira.

No se quiere vengar de ella, por más desobediente o malcriada que sea la mujer. La trata con mano de hierro, para someterla, educarla y hacerla a su modo, a su gusto, a su necedad y capricho. Busca mantenerla siempre abajo y detrás de Él, es cierto, pues a ÉL corresponde el lugar de primacía y liderazgo. La mujer es sólo su ayuda y su fuente de placer y confort, y debe trabajar a la sombra de Él, por lo que cuando no se le requiere debe retirarse hacia el lugar secundario al que pertenece, pues ella debe permanecer inadvertida, incluso invisible.

El Macho la tiene a ella para su disfrute personal, pero para que ella pueda ser todo lo placentera que puede ser, debe protegerla y cuidarla para que se mantenga sana física y mentalmente. Él la educa, le enseña lo que cree necesario para que la hembra le brinde el mejor servicio, para que sea obediente, eficiente y servil, por eso debe ser un buen Maestro, paciente, pero firme. Debe entender que las mujeres son estúpidas por naturaleza y que ciertas cosas les cuestan más trabajo aprender y ejecutar que otras, así que con diligencia paciencia la enseña la instruye y la capacita. Y cuando es necesario también la castiga y disciplina con la dureza requerida para que la hembra aprenda la lección y no vuelva a incurrir en la misma falta de nuevo. No menos importante, no deja de Humillarla o la obliga a humillarse ella misma ante él, pues dada la testarudez de muchas hembras, hay que recordarles frecuentemente su inferioridad en todos sentidos, su lugar y su papel.

Un Macho no es entonces irresponsable. Ya hemos visto los malos efectos que la irresponsabilidad masculina tiene sobre la mujer y la relación con ella: desobediencia, altanería. soberbia, orgullo, rebeldía, descaro, feminismo, sentimientos de igualdad o peor aun superioridad respecto al hombre, en síntesis, caos, descontento, anarquía, en las relaciones Hombre-mujer de cualquier tipo. Lo que provoca, sin duda la infelicidad de ambos, tanto del Varón como de la hembra. Y tan es cierto, que hoy muchas féminas piden a gritos saber donde están los verdaderos Hombres, es decir, aquellos que las cuidaban y protegían, les daban sentido a sus pequeñas e insignificantes existencias, las educaban y conducían y vale decirlo, aunque a ellas les moleste y les parezca políticamente incorrecto, las dominaban.

Una mujer es una valiosísima posesión, no hay duda en ello, pero es sólo eso. Y como tal ha de ser tratada y usada para el goce y el disfrute personal. La mujer fue hecha por y para el Hombre no al revés, eso nunca debe olvidarse y como dice la filosofa Edith Stein, que: "la mujer le sirve a Él, y así es justo que se realice bajo la dirección del Varón."

Señores y hembras: como Hombres debemos mostrarnos con Dominio, no manchemos nuestra gloria con una actitud pusilánime, irresponsable, complaciente o cobarde. Dominemos, controlemos, dobleguemos y moldeemos nuestras hembras, ellas serán las primeras que nos lo agradezcan.

Derecho al climax

22 feb. 2012

Nuevamente, sobre Stepford Wives, algo sobre la sexualidad del Hombre y la mujer



El derecho al climax del Hombre de Stepford:

" El Marido tiene el control total sobre el acceso al clima de su mujer , durante, antes y después de las actividades sexuales, tanto en conjunto como en solitario.



La mujer debe solicitar a su Macho permiso cuando esta lista para alcanzar al climax. El Marido tiene derecho a negárselo, a lo que la mujer debe aceptarlo y continuar su tarea de llevarlo a El al máximo punto. Este acuerdo pone al Hombre con la autoridad sobre el placer, queda en sus manos únicamente. De esta manera El regula el acceso al placer de su mujer. Y adicionalmente trae el beneficio de que la esposa
desarrollará enventualmente una asociación suboconciente entre el placer sexual y la voz de su Marido, respondiento sólo a la voz de su Amo. "

Si bien en Stepford Wives dicen que " We do NOT support any fetish, transgender, gay, deviant or alternative groups. We do NOT support roleplaying, fantasy, or BDSM play." yo creo que algo de eso hay aquí, no se que opinarán uds.

La educación de la mujer por Senix Saulo

21 feb. 2012

Se debe educar a la mujer para que siempre se muestre muy femenina.
No sólo grácil y delicada, sino también sensible y sentimental y emocional; que se conmueva y actúe ante el sufrimiento y el pesar ajenos.

Que ella identifique feminidad con gracia, delicadeza, belleza, suavidad, dulzura, ternura, sacrificio, abnegación; con debilidad, fragilidad, vulnerabilidad, indefensión.

Que tome consciencia de su fragilidad emocional y de su debilidad física, y que ante sus confusiones, indecisiones y cambios repentinos de opinión o deseo busque el apoyo y la guía Masculina.

Que ante sus temores, miedos e inseguridades, busque al Hombre para sentirse segura y protegida. Que busque a su roca firme e inamovible a la cuál puede aferrarse.


Que busque en el Hombre aquello de lo que carece: claridad de ideas, dirección, decisión, firmeza, fuerza.



A la mujer hay que educarla para la obediencia al Varón. Obediencia ciega e incondicional. También debe enseñársele el respeto a todo Hombre, se lo haya o no ganado ante sus ojos, pues ese respeto, el Hombre lo merece sólo por la sencilla razón de que es Hombre. Aún más, debe educársela para enaltecer al Varón. A la mujer, sobre todo si es muy joven, incluso niña o adolescente, se le debe educar en el sentido de la ACEPTACION INCONDICIONAL DE LA IRREFUTABLE PRIMACIA DEL HOMBRE

Ella debe estar plenamente convencida de que el Hombre es Superior. Ella debe estar conciente de que el Hombre nació para ser Rey y ella su apoyo fiel y leal.


En ese talante, a la chica se le debe instruir para que priorice el bien y la felicidad del Macho, sobre el suyo propio. El Hombre debe ser el centro de su atención. Eso significa promover que la chica sea capaz del sacrificio, la renuncia, la abnegación y la sujeción al Macho. También significa que ella se coloque en un lugar secundario, donde ella no es visible ni notoria, ya que su papel es ser apoyo y ayuda del varón. Él es el que tiene que estar en primer plano.


No menos importante, es que como mujer sirva la causa del predominio Masculino, en toda forma posible. Ella con sus acciones, su comportamiento y su ejemplo práctico debe ayudar a la reproducción del Machismo, especialmente entre las mujeres, pero también con aquellos Hombres pusilánimes que no se atreven a asumir responsablemente su papel de Machos Dominantes. La mujer debe, si fuese necesario motivar y alentar al Hombre asumir el liderazgo de la relación, el hogar, o el trabajo Y si fuese necesario, pedirle a ÉL que la domine y la someta.


Para terminar, no se debe permitir a la chica que vea a su madre o alguna otra mujer como modelo o figura principal ya que ésta es tan inferior como la chica misma. Esa figura siempre debe ser un Hombre, sea su Padre, un Hermano, Tío, Primo, Abuelo, Maestro, Jefe o incluso Amigo.

La moral de la mujer, por Senix Saulo

19 feb. 2012

El tema de la moral de la mujer es muy interesante. Para mi, la moral de la mujer debe ser inculcada en principio por sus padres. Y aunque en general esa moral es enseñada por la mamá, que es la que más tiempo pasa con su(s) niña(s), ésta debe ser ser vigilada y supervisada por el Papá, ya que la mamá, es también mujer, y por lo mismo ser inferior.

Entre los principios que se le deben enseñar a la niña y jovencita, están la lealtad, la fidelidad, la comprensón, la tolerancia, la resignación, la capacidad de perdonar, la obediencia, el servicio al Macho, empezando por su Padre, sus Hemanos, Tios, Primos y más adelante, Jefes, Amigos, Compañeros de trabajo o estudio, etc. También se le debe enseñar a la niña a respetar a la figura Masculina, sea quien sea haga lo que este haga (por supuesto con excepción de conductas delincuenciales o claramente patológicas) sin excepciones por raza, credo, edad, nivel socioeconómico, educación o cultura.

Un Hombre es un Hombre y por su condición natural es Superior y merece el Respeto de la mujer, y a ella debe enseñarsele a mostrar tal respeto siempre aun ante Hombres vulgares y groseros.
Por otro lado, a la niña y jovencita debe inculcarseles que con el tiempo, cuando crezcan y se hagan adultos, ellas deberán seguir mostrando el mismo respeto, obediencia, sumisión, lealtad, comprensión, tolerancia, que a las figuras varoniles de su hogar o escuela.


Pero además deberá enseñarsele a estar abierta a que cuando forme una pareja sea como novia, amante, esposa o concubina, ella deberá reeducarse y amoldarse a los principios, valores que su Macho desee que ella tenga y ningún otro.Desde niña debe saber que su condición natural de inferioridad respecto al hombre, le exige acatar las normas que al Hombre le parezcan las mejores y correctas. Y para terminar estas ideas, a ella se le debe enseñar desde pequeña, que su situación de inferioridad es una cuestión natural, por lo que es inútil esforzarse en cambiar esa situación, tal como no puede cambiar el hecho de que menstruará o eventualmente se embarazará y parirá hijos. Consecuentemente lo mejor que puede hacer es aceptar su situación y condición y esforzarse por ser la mejor mujer posible especialmente en lo que respecta a su relación con los Hombres.

Los hombres las prefieren dulces

18 feb. 2012

Las superwoman pasaron de moda. Hoy las mujeres que más atraen a los hombres son las damas dulces, con aspecto de no haber roto un plato. Las tímidas, vergonzosas, calladas y aniñadas son las que antes conseguirán pasar por el altar. Chicas como Wynona Ryder, Charlize Theron, Natalie Portman, Cate Blanchett, Kate Winslet o Meg Ryan se encuentran en el top de la dulzura para el género masculino...

¿Los motivos? Las mujeres frágiles y de voz tenue, cándidas e incluso un poco sosas les inspiran mayor confianza. Afianzan su virilidad y les dan seguridad en sí mismos. Gran parte de los hombres no soporta a una mujer histriónica, con personalidad arrasadora o demasiado ambiciosa.

Tampoco aguantan a la mujer que habla muy alto, o en demasía. Prefieren sentir que son ellos los que las protegen, que sin su presencia, apoyo o directriz ellas se sentirán perdidas y no sabrán actuar del modo correcto. Las chicas azucaradas inflan su ego.

* Terror a ser manipulados
Además, a ellos les gusta sentirse orgullosos de la mujer que llevan al lado sin que ésta les eclipse, pues tienen terror a convertirse en un personaje manipulado al antojo de lo que consideran caprichos sin sentido. La mayoría de los hombres tiene la impresión de que esto no ocurrirá si se emparejan con una mujer aniñada y tímida.

Contemporáneamente, necesitan de los mimos y ternura de su pareja y creen que una mujer que parece que está a punto de romperse se los dará en el grado que necesitan, mientras que una fémina estresada, preocupada por su trabajo o demasiado liberada, los exigirá y someterá.

Las mujeres cándidas les recuerdan a su infancia, cuando todo eran caricias y los problemas y responsabilidades de un adulto nada tenían que ver con ellos, y es que el hombre que no reconoce que añora los cuidados maternos, miente.

Extrañar la época en que era el rey de la casa les lleva a anhelar un tipo de mujer que pueda proporcionarle momentos tan bellos como los vividos durante sus primeros años y piensan, de esta manera, que este perfil de fémina será mejor madre para su descendencia.

* Ellos huyen de los conflictos
Por otra parte, asumen que una mujer con menos personalidad será aceptada más fácilmente por su núcleo familiar y entorno social, ya que no debemos olvidar que muchos hombres reconocen ser acérrimos enemigos de los conflictos y las complicaciones.

Así, no pueden resistir las peleas en público o los escándalos y están convencidos de que una mujer de aspecto dulce no les hará pasar esos malos ratos. No obstante, y aunque luego no tenga porqué ser verdad, también reconocen preferirlo, pues al menos salvaguardan su orgullo de cara a la galería.

El género masculino se siente como un superhéroe cuando una mujer no les aguanta la mirada, ya que les provoca la sensación de que son arrebatadoramente seductores.

La cultura machista imperante en la sociedad refuerza el papel de macho dominante versus hembra frágil y sometida, en pleno siglo XXI ellos prefieren presumir de mujer encantadoramente tímida que de una dama fuerte, sexy y segura, ya que además de que les permite jugar el rol paternalista, les hace pensar que ella nunca les abandonará.

Consideran que una dama dulce se preocupará más por ellos, que se puede confiar más en ellas y que se convertirá en la perfecta esposa, porque no hay que olvidar que aunque dicen preferirlas dulces, ya que efectivamente eligen a este tipo de mujer para formalizar un compromiso o contraer matrimonio, reconocen que son más divertidas las mujeres con fuerte personalidad y amplias expectativas. Se divierten más con las segundas, pero no se enamoran de ellas.

* Qué y quiénes son dulces para los hombres

Las mujeres tímidas, sencillas, sin demasiada ambición, nada guerreras. De piel férulea y boca grande, con el halo de no haber roto un plato, voz tenue y muy risueña. Dispuesta a amoldarse a toda clase de planes y sacrificar algo importante para ella por el amor que él le inspira.

Además no debe de gustarle demasiado salir pero que tampoco tiene que odiarlo; Será un poco vergonzosa, de dulces facciones y movimientos sutiles. Pausadas muñequitas de frágiles movimientos.

Las mujeres dulces han sido muy explotadas por el mundo del celuloide, un claro ejemplo es Wynona Ryder en ¿Otoño en Nueva York¿, perfecta partenaire de un triunfador y arrebatador Richard Gere o Charlize Theron en ¿Sweet November¿, aunque en este caso, tanto ella como él, Keanu Reeves, enternecen al espectador con el más puro e inocente amor imaginable.

Natalie Portman, Cate Blanchett, Kate Winslet o Meg Ryan se encuentran en el top de la dulzura para el género masculino, que aseguran se trata del secreto de su éxito en la gran pantalla.

A la vista de los acontecimientos ya no sabremos si decantarnos por ser la buena y un poco tonta Melania Hamilton de ¿Lo que el viento se llevó¿, o la indomable aunque atractiva Escarlata O¿Hara, quien a pesar de ser la protagonista del filme es también la gran perdedora, pues si nos ceñimos al guión, queda claro que quien se hace con el inalcanzable amor de Ashley Wilkes es la dulce Melita, ante la mirada incrédula de una inteligentísima mujer de armas tomar, que no acaba de asumir a lo largo de las 4 largas horas de película su derrota.

De la nota de http://www.terra.com/mujer/articulo/html/hof54433.htm

Consejos prácticos para hembras en el hogar

17 feb. 2012

Muchas mujercitas que están casadas o conviviendo con su Hombre tienen la noble tarea de encargarse de la limpieza y el cuidado del hogar. Este tipo de tareas son las que cualquier mujer, por su condición de hembra, esta capacitada para realizar con destreza ( algunas son mas hacendosas que otras, es cierto, pero todas venimos con la capacidad de realizarlas)

Yo firmemente creo que las mujeres que deben quedarse en casa , trabajando exclusivamente en las tareas domésticas y atendiendo a su familia, que debemos renunciar a nuestro trabajo profesional remunerado, para dedicarnos a la casa y a la familia.

Nosotras como mujeres, debemos procurar el bienestar de nuestra familia, creando un ambiente familiar acogedor y estando en todo momento al servicio de los demás. ¡De esta manera debemos saber que también estamos contribuyendo al bien socia!.

Existe por parte de la sociedad moderna, y “gracias” a las feministas un desprestigio social por completo de las tareas domésticas. Por eso, es necesario que seamos nosotras mismas las que dejemos de avergonzarnos de esto.

Yo creo que es muy probable que no se haya valorado tanto estas tareas cuando son realizadas por las mismas hembritas, “las mujeres de” sus Maridos, porque no podían identificarse plenamente con su trabajo. Es sabido que los uniformes dan sentido de pertenencia a quienes lo llevan. Como también es cierto que un uniforme da un sentido de responsabilidad y ayuda a mantener una disciplina.

Por lo tanto me ha parecido una buena idea, en aquellas casas donde no hay un servicio doméstico contratado, y sobre todo en parejas sin hijos, que las hembras de la casa, al realizar nuestras tareas, seamos ataviadas con un uniforme, que debe ser acorde a los deseos de nuestro Macho, que tomará el lugar de nuestro patrón.

Este uniforme puede ser simple, como un delantal, como los que llevan las empleadas domésticas que trabajan en empresas, o puede ser el clásico vestido de sirvienta, en cualquiera de sus formas. Es decisión del Hombre de la casa la forma en que se viste su mujer para todos los momentos del día, incluso para cuando realiza sus tareas domésticas.

Generalmente las hembras solemos usar un jogging viejo, o remerón, vestimentas totalmente cómodas, pero inadecuadas si queremos tomarnos en serio nuestra labor. Un jogging viejo nos hace ver completamente descuidadas y si hay algo feo en una hembra es que luzca sucia y poco coqueta.

Si nuestro Hombre y Macho, Amo de nuestro hogar nos solicita que limpiemos con poca o nula ropa, así deberá ser. También es posible que nos solicite que nos mantengamos calladas, si nuestra tarea es desarrollada en su presencia. Nuestro deber es obedecerlo.

Imagina que él esta mirando la televisión, un partido de fútbol y tu limpiando alrededor, si comienzas a hablarle sólo estarás estorbando, y no sólo lo distraes a Él, sino que te distraes tu misma de tu deber. Si te consideras muy “charlatana” es conveniente que le solicites muy amablemente ( recuerda ser siempre dulce y sumisa, sobre todo si tienes que pedirle algo a El) que te coloque algún tipo de impedimento en tu boca para que no te veas tentada a hablarle.

¡Y que no se nos ocurra pedirle a nuestro Macho que nos “ ayude” con nuestras labores! ¿Acaso nuestro Hombre nos pediría un consejo financiero o que vayamos hasta su oficina a ayudarlo a hacer presentaciones para una reunión? Claro que no. Las labores femeninas son exactamente eso, femeninas. No podemos denigrar a un Macho a que las realice. Como tampoco nosotras deberíamos interrumpir en asuntos que no nos competen, asuntos para los cuales no estamos capacitadas. 

Pronto continuaré con mas ideas para las mujercitas en sus casas

La Neurosis de la mujer , por Senix Saulo

16 feb. 2012

Alfred Adler, uno de los primeros grandes psicoanalistas, dice que muchas mujeres caen en la neurosis por el afán de "estar arriba", afán en gran parte propiciado por la sociedad y las familias modernas.

A ese deseo de querer "estar arriba", Alfred Adler lo llama "protesta viril". Es resultado de la carencia de Maculinidad o el sentimiento de carencia de ella. A esa falta de masculinidad Adler la llama "inferioridad", por eso sostengo que la sana feminidad se identifica con la inferioridad de la mujer, ya que ésta precisamente carece de tal Maculinidad.

Adler sostiene que las mujeres que tratan de indentificarse con el Hombre, se vuelven rígidas y tratan de ocultar por todos los medios a su alcance su inseguridad y su temor a verse un día "abajo" humilladas y femeninas.



Ella dice en su interior, "quiero estar arriba, ser un Hombre, pues siendo mujer temo que se me humille y se abuse de mi, porque sólo el Hombre disfruta del poder." Estas mujeres se vuelven hipersensibles a cualquier cosa que les parezca humillante y les recuerde su condición femenina, lo que no hace sino crear nuevos síntomas neuróticos y consecuentemente más enfermedad.

En este interesante planetamiento, Adler, nos hace notar que parte de la sana condición femenina es reconocerse como inferior al Hombre, reconocer que su lugar es abajo de él y aceptar que por esa situación, ella puede ser objeto, de humillaciones. Su papel es ser blanda, débil, sumisa, en síntesis, mujer. Una mujer sana, por el contrario, no tiene problemas en ceder libre y voluntariamente el poder a quien está mejor preparado para ejercerlo, esto es, el Hombre.

La mujer vive esa cesión del poder como una descarga que la libera, no que la ata, de ahí la declaración de muchas sumisas de que cuando son dominadas, cuando traen el collar y la cadena al cuello, cuando son obligadas a obedecer sin chistar, más libres se sienten, y por ende más dispuetas a someterse y obedecer cada vez más y mejor. Así que concluyendo, lo "políticamente correcto" en todos los tiempos, incluso ahora es el Machismo que declara la Superioridad del Hombre y la inferioridad femenina.
 
Adler, Alfred, "El carácter neurótico" Buenos Aires, Ed. Paidós, 5a. ed. 1971. Interpretación por Senix Saulo.

¿Eres una mujer Machista?

Muchas mujeres creen que no lo son, ni que lo serían nunca. Pues, no es tan difícil serlo si lees estas preguntas, lo dificil es aceptarlo ¿no? A ver si puedes responder que no a todas estas preguntas:

¿Es usted una mujer machista? Aquí algunas características que hacen a su identikit.

1. Desatiende sus propios intereses (estudios, trabajo, etc.) para ayudar o estar más disponible para su pareja. 

2. Tiende a desvalorizar las propias opiniones, creencias y conocimientos personales cuando éstos difieren de los del varón (ya sea su pareja o jefe).

3. Deja de lado a los amigos o familiares si él los desaprueba.

4. Generalmente se destaca en el trabajo cuando está sola.

5. Acepta sentirse tratada como "loca o desubicada" por su pareja. Y aún así la justifica.

6. Hace prácticamente cualquier cosa para lograr que no la abandonen (incluidas actitudes de auto-humillación).

7. Siente que no podrá sobreponerse al fin de una relación.

8. Queda emocionalmente enganchada con un ex marido y cree que jamás podrá volver a enamorarse.

9. Llega a pensar que ser libre o feliz es contradictorio con tener pareja.

10. Está disconforme con su pareja, pero siente que tiene la culpa de que la relación no funcione. Si las cosas andan mal es porque ella no es lo suficientemente capaz de lograr que él la ame.

11. Soporta ser desvalorizada por su pareja y espera que él cambie. También minimiza sus problemas. Es excesivamente complaciente con el varón.

12. No sabe ni puede poner límites a las conductas masculinas que le desagradan. No sabe decir que no.

13. Sigue confiando aún cuando hay muestras evidentes de traición de su pareja.


14. Idealiza al hombre y después se enoja cuando él no cumple con sus expectativas.

15. Cambia de opinión y deja de lado sus creencias para conformarlo y no ser cuestionada.

16. Sólo se siente plenamente feliz cuando es querida y aceptada por un hombre.

17. Ni siquiera se siente así cuando obtiene un éxito profesional.

18. Miente solamente para retenerlo o complacerlo a él.

Mas allá de que algunas de estas actitudes no sean las ideales de una mujer, en fin, insistir en algo que no tiene sentido no es ganancia para nadie, vemos que ser una mujer Machista no está tan lejos de tus propias realidades.

Hombres vs mujeres

El final es un poco condescendiente para no enojar a la mayoría, pero realmente creo que este video muestra de una manera humorísitca una realidad que es tan verdadera que no puede ser negada!

Comprendiendo el por qué de la humillación a la hembra, por Senix Saulo

15 feb. 2012

" Es del todo justo que un Hombre castigue, discipline, corrija y humille a la mujer. Tanto cuando cometa errores, falte al respeto, ofenda o se rebelde. Pero también hasta que la hembra cobre plena consciencia de su condición de inferioridad. Inferioridad que no es porducto del capricho varonil, o de una imposición irracional de éste, sino resultado de las condiciones naturales y biológicas de existencia, y las funciones asignadas para cada sexo.


El cuerpo de la mujer es más pequeño y ligero, pesa menos, no desarrolla por cuestiones hormonales una gran musculatura y además sufre de una inestabilidad mental cíclica debido a su menstruación, eso sin mencionar los famosos cólicos y la necesidad de ponerse una toalla o tapon en el coño por varios días. Cólicos que a veces, entiendo son muy severos (dolorosos). Muchas mujeres no aceptan esas condiciones propias de la naturaleza femenina hasta que el Hombre las humilla una y otra vez y le hace caer en cuenta de que sus fuerzas no son tan grandes, ni sus ideas tan claras, ni sus pensamientos tan firmes como para resistir por mucho tiempo la agresividad Masculina. Agresividad, que sí, quiere hacer que la mujer se de cuenta de su impotencia, y vencida se doblegue.

Esto puede sonar duro para muchas mujeres, especialmente aquellas tontas que se han creído el cuento de la igualdad frente al hombre así como el cuento de que tienen derechos. Pero el Macho la humilla, para hacerle el bien, el bien más grande que pueda aspirar, el bien de pertenecer a un verdadero Hombre y ser dominada por éste en todos los aspectos de su vida. La humillación quiere liberar a la mujer de su falso e inadecuado orgullo, para que sea capaz de la entregarse incondicional y completa y sacar a la luz su feminidad a plenitud. Cada humillación busca despojar a la mujer de esa coraza que le hace creer que es lo que no es. Humillada hasta el dolor del alma, hasta el llanto, hasta verce vencida y derrotada e impotente, queda ella desnuda, física, mental y emocionalmente, con toda su debilidad, fragilidad y vulnerabilidad, completamente despojada de todo lo que impedia su rendición y entrega incondicionales; ya incapaz de resisitir la posesión del Macho, incluso buscándola activamente.

Para eso el Macho verdadero Humilla con firmeza a la mujer, aparentemente sin compasión ni misericordia, cuando en verdad esa Humillación es una manera de demostrarle a la chica cuanto la ama y cuanto le interesa su felicidad y su plena realización como mujer que es.

Hembra, quizá en algun momento de tu vida un Hombre tenga que castigarte con dureza, es el momento en que pongas atención sobre algo que no estás haciendo o estás haciendo mal, es el momento de la introspección y la reflexión, es el momento de despojarte de prejuicios, orgullos ocultos, espíritu de rebeldía o sencillamente miedo. Ofrece en ese momento tu dolor (físico o emocional), tu sufrimiento al Varón que te domina. Para un verdadero Macho pocas cosas pueden seer tan apreciadas por ÉL, además de la corrección de tus actitudes y conductas, que el ofrecimiento de tus padecimientos. Honra al Macho besando humilde y agradecida la mano que con firmeza te ha castigado, la boca que te ha humillado. Habiendo sido humillada, desnudada y depojada de todo, no quedará sino la mujer que realmente eres, limpia y pura, plenamente aceptante y agradecida de su condición de inferioridad y de que existe un Hombre que por amor e interés en ti, no se toca el corazón para castigarte y humillarte, que no es sino una manera de hacerte bien."

 Sr. Senix Saulo

Los 10 mandamientos para ser perfecta. Lecciones de una Geisha

Los 10 mandamientos para ser perfecta.



1. Sé humilde. Nunca discutas, deja que el hombre siempre gane.

2. Actúa. Susúrrale lo inteligente que es, siempre de una forma muy femenina. Él se reirá, porque sabe que es una actuación, pero se sentirá halagado de todos modos.

3. Los hombres tienen el corazón de un niño. Cuando un hombre hace algo bien, no escatimes elogios, pero siempre ignora o excusa sus fallos. Una geisha no le asusta, ni le reta ni le desautoriza, sólo le cuida.

4. Los hombres necesitan mimos e indulgencia. Céntrate en el bienestar del hombre, no en el tuyo propio. Si le haces feliz, tú también serás feliz.

5. No uses el maquillaje para ser más hermosa, ya eres hermosa, sino para ser más misteriosa, más seductora y para ser lo que quieras ser.

6. Sé modesta. Mantener el misterio es más seductor que revelarlo todo, cubrirse resulta más atrayente que mostrar demasiada piel. Deja algo a la imaginación, sé sutil.

7. Flirtea. En el mundo de las geishas, el flirteo es un juego y una forma de arte, pero sólo un tonto creería que significa algo.

8. “Una mujer inteligente nunca deja que un hombre sepa lo inteligente que es”. Los hombres quieren la compañía femenina para relajarse, no para discutir noticias de economía. Les gusta que el tiempo que pasan con una mujer sea diverso. Un espacio para jugar, fantasear, soñar...

9. Sé perfecta. Haz todo con precisión y cuidado, incluso algo tan sencillo como preparar una taza de té.


10. Disfruta del sexo. Libre, sin culpa y con una actitud desinhibida.

Posiciones y posturas femeninas

14 feb. 2012

Para el deleite visual de los Machos que visiten este blog y para el aprendizaje de las hembritas, dejo algunas fotografías que demuestran algunas de las posiciones y posturas que debe realizar una mujer frente a los Hombres.












Besando sus botas

Ofreciendo su culito

 
De rodillas en el suelo, desnuda y sumisa

Fregando el piso y calladita

 En cuatro patas como una perra

Con la verga de su Macho en la boca, mientras El la toma del pelo

Sentada derechita, a las espera de las órdenes del Macho

Es importante que la mujer este lo menos vestida posible. La desnudez femenina representa su vulnerabilidad, y al mismo tiempo, da placer a la vista Masculina. La hembra debe ofrecer su desnudez como símbolo de su entrega, de su rendición ante el Hombre, ya que este cuando es su Dueño, será quien le indique qué vestimenta llevará en cada momento.

Benny Benassi 'Who's Your Daddy'

Citas Favoritas

El Señor Pedro me ha sugerido que coloque aquellas citas de pensadores Hombres en la historia que mas me gustaran sobre la posición de la mujer y su inferioridad ante el Hombre, estas también las he elegido de la página de Stepford Wives, ya que las citas abundaban y había mucho para elegir. Si bien soy atea, hay varias citas que provienen de religiosos.

Así que aquí estan, en inglés y en mi humilde traducción al español, la cual esta sujeta a sugerencias de traducción en caso de uds lectores encontrarlas erróneas.


John Knox (1513-72): "Woman in her greatest perfection was made to serve and obey man, NOT to rule and command him."

"La mujer en su mayor perfección se hizo para servir y obedecer al hombre, no para gobernar y mandarlo a él".

Bukkyo Dendo Kyokai: " Last, there is a wife who is like a maid-servant. She serves her husband well and with fidelity. She respects him, obeys his commands, has no wishes of her own, no ill-feeling, no resentment, and always tries to make him happy."

" Por último, una mujer es como una sirvienta. Ella sirve a su esposo bien y con fidelidad. Ella lo respeta, obedece sus órdenes, no tiene deseos propios, ni rencor, ni resentimiento, y siempre trata de hacerlo feliz."

Jean-Jacques Rousseau: "The whole education of women ought to be relative to men. To please them, to be useful to them, to make themselves loved and honored by them, to educate them when young, to care for them when grown, to council them, to console them, and to make life agreeable and sweet to them—these are the duties of women at all times, and should be taught them from their infancy."

" La educación completa de las mujeres debe ser relativa a los hombres. Para agradarlos, para ser útil a ellos, para hacerse amar y honrarse por ellos, para educarlos cuando son pequeños, para cuidar de ellos cuando son mayores, para ser aconsejadas por ellos, para consolarlos, y para hacerles la vida agradable y dulce para ellos, estos son los deberes de la mujer en todo momento, y deben ser enseñado desde la infancia."

Pope Gregory I (540-604): ""Woman is slow in understanding and her unstable and naive mind renders her by way of natural weakness to the necessity of a strong hand in her husband. Her 'use' is two fold; [carnal] sex and motherhood."
"La mujer es lenta en la comprensión y su mente inestable e ingenua le recuerda su debilidad natural y la necesidad de la mano fuerte de su marido. Su "uso" es doble; el carnal (sexo) y la maternidad. "

1 Corinthians 11:8 - 11:10
" For man was not created from woman, but woman from man; Neither was man created on account of or for the benefit of woman, but woman on account of and for the benefit of man.
Therefore she should be subject to his authority and should have a covering on her head as a token, a symbol, of her submission to authority, that she may show reverence as do the angels and not displease them ."

"Porque el hombre no fue creado de la mujer, sino la mujer del hombre; No fue creado el hombre por causa de o en beneficio de la mujer, sino la mujer por razón de y para el beneficio del hombre. Por lo tanto ella debe estar sujeta a su autoridad y debe tener una cubierta sobre su cabeza como símbolo, un símbolo, de su sumisión a la autoridad, que puede mostrar reverencia al igual que hacen los ángeles y no les disgustará. "

1 Peter 3:1 - 3:6
"It was thus that Sarah obeyed Abraham [following his guidance and acknowledging his headship over her by] calling him lord (master, leader, authority). "

"Fue así como Sara obedecía a Abraham [a raíz de su orientación y el reconocimiento de su liderazgo sobre ella] llamándole señor (maestro, jefe, autoridad)."

¿Debe la mujer recibir conocimiento?

13 feb. 2012

Supongo que muchos creerán que la respuesta, siendo este un blog machista, es que no. O al menos no mas del necesario. Pero yo no lo creo del todo cierto.

Muchas veces me he encontrado charlando con Hombre Machistas y ellos mismos me han confesado que si desean tener una mujercita por mas de una noche, prefieren que la misma tenga un poco de conversación. En fin, que no sea una tonta que sólo sabe de novelas televisivas y productos de limpieza.

Además es sabido que nada mas divierte a un Macho de verdad que la competencia, en cualquiera de sus formas. Entiendo que la actitud de la mujercita que se precia de tal es la sumisión y la obediencia, pero es reconocido que un ser que es un autómata que dice a todo que si puede llegar a ser de lo mas aburrido que hay.

En la antigüedad se creía que no era necesario, y cuando no, se temía a que una mujer posea conocimiento porque el mismo podría ser usado en contra de los Hombres. Sí, claramente, muchas mujeres optaron por " no saber nada sobre nada" y librarse de cualquier tipo de responsabilidad, una actitud cobarde en cualquier sentido para cualquier ser humano. Al fin y al cabo, ese " desconocimiento" resultó ser una ventaja muchas veces para las mismas mujeres, incluso sobre muchos Hombres, por lo que terminó siendo contraproducente para los mismos Hombres que las querían ignorantes. La mujeres no pasaron 20 siglos occidentales en silencio sin sacar ventajas del mismo.

Es un hecho conocido que la ignorancia ( Masculina o femenina) es uno de los factores mas temidos, es incluso peor que la maldad. El ser ignorante obra mal y sin culpa, más cerca de un psicópata que de un animal.

Y como acá no estamos buscando sadismo gratuito ni odio hacia las mujeres culpándolas de malas por maldad o por ignorancia, debemos volver al tema principal:

La pregunta entonces no es si la mujer debe recibir conocimiento o no, sino: ¿Cómo debe emplear la mujer el conocimiento?

Poseer conocimientos culturales no sirve sólo para entender los chistes ( o realizar buenos chistes) , también para crear, usar la imaginación , para jugar, y para muchas cosas mas.
Claro, hay que destacar algo importante. Yo creo firmemente en que la mujer, hembra, es mentalmente inferior al Hombre. El Hombre naturalmente posee una capacidad analítica que la mujer no puede llegar a igualarlo. En todo lo que se refiere a las ciencias exactas; matemáticas, ingeniería etc el Hombre esta altamente capacitado mientras que la mujer siempre estará tratando inútilmente de pisarle los talones como mucho en una carrera sin sentido. Si el resultado de una fórmula, de una cuenta, de un descubrimiento es bueno... qué importa si fue un Hombre el que llegó a la conclusión? ¿Tendría un valor agregado si el premio Nobel de lo recibiera una mujer mas allá de la cirquense novedad de decir que fue una mujer la que lo recibió? No!

Si los Hombres estan claramente mucho mejor capacitados para dichos conocimientos como mujeres no debemos entorpecer en su camino, y mejor dedicarnos a las ciencias a las cuales estamos mejor capacitadas. No hay nada mas obsceno que ver a una mujer querer parecerce o quiere igularse a un Hombre.

Aceptamos entonces el hecho de que la hembra puede recibir ciertos conocimientos, los suficientes como para poder entretener una charla con un inteligente Macho. En este sentido una hembrita debe utilizar su conocimiento de la misma forma que una Geisha utiliza sus hablidades para entretener a un Hombre.

Una hembrita sabe que por su condicion de  mujer es mentalmente inferior al Hombre. Entonces, no hay mejor lugar que dejar esta condición natural bien demostrada en una charla con un inteligente Macho, donde tu como hembra ya sabes que llevarás las de perder, pero a El le encantará dejarlo en evidencia en tus propias narices. ¿ Por que se conformaría con una hembrita tonta si puede jugar contigo, que tienes los conocimientos suficientes para conversar con él, pero que ambos saben que la última palabra, la mas certera y verdadera, la tiene siempre el Hombre !? Entonces, mucho mejor que la mujer tenga la posibilidad ser educada y de poseer conocimientos generales, aquellos que puedan ser asimilados por la cabecita de la hembra, con el fin de dejar en evidencia la clara superioridad que tiene el Hombre respecto a un mismo tema ( claro, excpetuando aquellos que son naturalmente propios en innatos a las hembras y que se refieren al cuidado del hogar.. aunque ahí también y por experiencia propia, me han demostrado ser mas sabios).  Es un espacio más donde el Macho podrá demostrar esa Dominación Masculina que ejerce sobre la hembrita, un lugar que ambos disfrutan, ya que la hembrita al ser dominada por un Hombre es cuando resalta mas su feminidad; comprensión, debilidad y vulnerabilidad...

Hombre y hembra leyendo, cada uno en su respectivo lugar

Dominación masculina

11 feb. 2012

Algunas frases del libro "Man of Steel and Velvet" de Aubrey Andelin (1972)extraídas de The Stepford Wives Organization.

"Las mujeres deben regresar a sus hogares y atender a sus Hombres. Están pensando demasiado en lo que quieren hacer en lugar de lo que deberían hacer."

"El Hombre esta creado para dirigir emocional, física y temperamentalmente. Considerando las posibilidades que le brinda su estructura física puede dominar a cualquier miembro de su familia cuando sea necesario. Su físico es un recordatorio o una ayuda visual que él es el líder."

"Las decisiones de peso y sus riesgos son alarmantes para la mayoría de las mujeres. Una mujer se inclina a dudar, y quiere posponer la decisión el mayor tiempo posible. Esto a menudo le produce estrés, y perturba su tranquilidad, lo que significa problemas en el hogar."

"Si la mujer ofrece un sinfín de sugerencias, ofrece asesoramiento y consejo, diciéndole al Hombre qué hacer y cuándo hacerlo está fuera de lugar. El Hombre que permite a su esposa a llevar las riendas también tiene la culpa y ha fracasado en su liderazgo. Este Hombre debe dominar y recuperar su posición como cabeza de familia. "

"Una mujer moviéndose en su ámbito natural, rodeada de sus tareas femeninas, moviéndose en su mundo interno con su capacidad de adaptación natural a su esfera es una delicia de ver. Aquí es criatura de Dios, nacida para ser muy diferente del Hombre. Ella tiene un encanto que probablemente desconoce de sí misma. Sin embargo, este encanto se pierde cuando ella se mueve al mundo del Hombre. "

"Las mujeres tienen una dependencia especial solicitando siempre a los Hombres para su apoyo. Esto no es degradante , es atractivo en una mujer femenina."


Habiendo dicho todo esto, queda muy claro que es necesario para las mujeres comprender el dominio que ejerce el Hombre sobre ellas. El reconocimiento de la superioridad del Macho sobre la hembra y en consecuencia el respeto que se merecer por su condición. Cuando Hombre y mujer se mueven de los lugares que le corresponde a cada uno es cuando el caos comienza en una sociedad.

Queda claro entonces que las hembras necesitamos en todo momento ser guiadas y dirigidas por el Macho pues ellos siempre sabrán que es lo mejor para nosotras y tomarán las desiciones por nosotras, evitándonos ese stress que nos provoca el miedo a equivocarnos, esa culpa de haber elegido mal, no por no saber, sino por no poder, ya que por ser mujeres no podremos tener la capacidad de igualar la sabiduría que puede tener un Hombre, sobre todo cuando se trata de temas que estan fuera de nuestro alcance y conocimiento.