La mujer machista madre y la educación de sus hijos e hijas por Senix Saulo

30 jun. 2012

Entre los principales deberes de una madre sea esposa, amante o concubina, o se haya quedado sola, está la educación de los hijos e hijas que haya parido. La mujer debe educar a sus hijos para ser Machos dominantes y a las hijas para ser hembras sumisas.

Un Hombre debe saber desde niño y joven que las mujeres están para servirlo y atenderlo en todo, desde lavar y planchar su ropa, darle de comer, tender su cama, lavar su baño, y tenerlo contento.

Las chicas deben aprender desde niñas sumisión y obediencia a su Padre, a sus Hermanos (sean mayores o menores de edad que ellas).

La mujer esposa y madre, debe hacer del hogar la primera gran escuela de la vida, en la que se distinguen claramente los géneros y sus obligaciones y deberes. Los Hombres deben ver como su madre y hermanas se someten a la autoridad de su Padre en todos los asuntos de la vida hogareña. Las jovencitas deben ver en su madre, el ejemplo vivo a seguir en sus actitudes y comportamientos, especialmente ante los Hombres.

La madre debe promover que sus hijas asuman de manera natural su rol específico con humildad y sencillez, y que se ubiquen en su papel correspondiente cuyas directrices principales son la obediencia, el servilismo, el cuidado del Varón, el silencio y la constante preocupación para no ser molestas. Ellas deben no sólo saber callar sino retirarse prudentemente cuando no se les necesita. Cuando ellas necesiten pedir algo, se les debe enseñar a rogar y suplicar por ello y no a exigir. Y en caso de que no se les conceda a conformarse alegremente, pues el Padre o Hermanos o Novios y Esposos sabrán mucho mejor que ellas porque les niegan tal o cual cosa. Y la madre debe se maestra práctica y teórica de sus hijas. Un ejemplo que ellas siempre sigan.

Al Macho se le debe preparar para la lucha en el mundo exterior al hogar, a saber mandar y saber hacerse obedecer, pero siempre con un espíritu de dominio responsable. Al Hombre se le debe enseñar a no dejarse influir por la palabrería, quejas y llanto femenino, especialmente a la hora de castigar y disciplinar a la mujer. Pero sobre todo, se les debe enseñar que siendo la mujer un ser inferior a ellos, por naturaleza, es deber del Macho dirigirla y controlarla, lo que en algún momento supondrá el ejercicio de la fuerza que no deben, por lo tanto, temer aplicar, ya que está de por medio la felicidad d la pareja, de la familia.

A las chicas su madre debe hacerlas conscientes de la ineptitud, incapacidad, torpeza y estupidez propias de su género y debe enseñarles a solicitar de los Hombres con humildad y respeto su ayuda y orientación. Si el Hombre ha de dar la cara por ellas, lo mínimo que una chica debe dar a cambio es su mejor esfuerzo por no ser tan torpe y estúpida, y también su mejor esfuerzo en servir, complacer y agradar al Varón en todo.

Los SI y los NO de una hembra sumisa por Senix Saulo

23 jun. 2012

Los SI que una hembra sumisa debe tener en cuenta son:

-Reconocimiento y aceptación de su condición de mujer, su inferioridad, física, mental y moral respecto al Hombre

-Reconocimiento de que la mujer fue hecha por motivo del Hombre y para el Hombre
-Reconocimiento de su necesidad y ahnelo de ser dominada

-Obediencia irrestricta
 -Modestia
-Humildad

-Moldeabilidad decir, hacerse física, psicológica y moralmente de acuerdo a los deseos de su Macho -Agradecimiento: una sumisa siempre debe ser agradecida tanto por permitírsele estar al lado del Macho, por todo lo bueno y malo que el le da, la sumisa debe ser especialmente agradecida por los castigos y disciplinas quse se le impongan


-Higiene personal
-Modales coquetos y delicados son indispensables
-Disponibilidad a ser usada sexualmente, como objeto decorativo o criada servil

-Buena disposición,o sea, un buen estado de ánimo para servir y complacer al Amo
 -Lealtad y Fidelidad al Varón
-Su Macho es lo primero y más importante en su vida, nadie esta por encima de su Dueño, Amo y Señor
- Ser la criada servil del hogar
Agregado: Pensar lo que el Hombre quiere que piense, tener los valores y principios que El quiere que tenga.

-Expresar apertura, disponibilidad física. Conforme a las disposiciones de su Varón ella debe usar generosos escotes, sostenes de media copa, que dejen ver sus senos; minifaldas o pantalones ajustados a la cadera.

-Recordemos que es del todo natural que la mujer sea coqueta, se muestre, se exhiba, se ofrezca

Entre las cosas que NO debe hacer una mujer sumisa:

-Querese sentir igual o superior al Hombre
-Pensar que tiene el mismo valor y derechos .
-Ser rebelde
-Ser grosera
-Ser altanera
-Alzar la voz y hablar de más
- Descuidar su aspecto personal y su salud
-Descuidar su casa
-Querer cambiar al Hombre en su manera de ser
-Negarse al sexo
-Negarse a hacer los quehaceres del hogar y pedirle al Hombre que " ayude" en las tareas del hogar


- Tener ideas firmes y fijas, salvo las que su Hombre le haya enseñado. 
- Jamás debe cruzar las piernas ni los brazos, pues son señales de cerrazón
- Preocuparse o sentir pudor por enseñar la tangas o bikinis.

Una mujer machista que se precia de tal sabe bien cuál es su lugar.

Mas posiciones y uso de las hembras

18 jun. 2012

Aca muestro de ejemplo mas posiciones que las hembras podemos aprender para postrarnos, mostrarnos, exhibirnos frente a los Machos
A sus pies y besando sus zapatos
Suplicante a sus pies

A las espera de órdenes ( en posición Nadu)
 
Exhibiéndose y lista para inspección Masculina 

Ofreciendo su sexo para ser usada o tomada

Usada como objeto

Usada como mesita

Recordemos también algunas grandes frases sobre la hembra y su lugar en el mundo ( gracias Señor Senix Saulo ):

"EN  VERDAD LOS HOMBRES SON CABEZA DE LA MUJER  Y SIN SU DIRECCION RARAS VECES LLEGA ALGUNA DE NUESTRAS OBRAS A UN FIN LOABLE" 
Elisa en El Decamerón
 
"Qué mujer puede pertenecer a su Marido mas enteramente que yo a Él -interumpió con tono lastimoso- soy su esclava, ¿qué más?"

Dolly en Ana Karenina
 
"No tenemo personalidad, es cierto; lo sentimos, lo sabemos..."                                          
Fausto de Goethe

Me he doblegado a quien Dios ha querido."                                                                         
Bartolomea en El Decamerón 

"La joven que no era de hierro ni diamante, con bastante facilidad se plegó a los gustos del Abad."  
El Decamerón 

"Las mujeres somos más impulsivas y nos gusta la tontería ... nos entusiasmamos y creemos que podemos controlarlo todo ... y aprendemos a punta de costalazos."                                                                                      
Alexandra 

"Soy sumisa ... sé que tu Dominación me hará libre, eres mi Amo y tus órdenes son mi única liberación ... quiero que me liberes sometiéndome a ti."
 Kytzia

"Tengo el afán de arrodillarme y bajar la cabeza, me gusta ser sumisa y que me lo haga sentir. Me ha dado lo que le pedía, me hizo sentir, me hizo estremecer ... m eusó y me disfrutó, sonreí y me sentí completa ..."
Aisha    

Leia esclava de Jabba the Hutt

16 jun. 2012

He notado que en los eventos de COSPLAY, uno de los disfraces favoritos de las mujeres es el de Princesa Leia, version esclava de Jabba the Hutt.
En uno de los videos de entrevistas a varias mujeres, el entrevistador les pregunta por qué de todos los disfraces disponibles, eligieron el de la Princesa Leia esclava y todas ellas respondieron que había sido por pedido de su Marido o Novio. Creo que notamos aquí que la verdad es que muchas mujeres realmente se sienten identificadas con esta fantasía de ser expuestas semi desnudas y con un collar, fuera del ámbito BDSM .












Una vez mas, podemos demotrar que hoy en día las mujeres también desean secretamente en convertirse objetos del deseo Masculino.

mujer -arte por Senix Saulo

4 jun. 2012

Una mujer sumisa y machista debe ser también una artista. Debe hace de su feminidad un arte, para el disfrute del Macho.

 En culturas como la coreana o la japonesa, la china o la griega, han existido mujeres que se han dedicado a entretener a los Hombres, a través de la música, el canto, la poesía, el baile, una bella presentación de sí mismas, así como de refinados y delicados modales. También han sido expertas de la conversación y la prudencia, pues lo que se busca es que el Hombre pase al lado de ellas un rato muy agradable, relajado, dejando de lado los problemas de la vida laboral cotidiana.

En Corea se les conoce como Kisaeng, en Japón como Geishas. Mujeres entrenadas desde niñas en todas las artes del entretenimiento, pero también en el arte de convertirse a sí mismas en valiosas piezas de arte, mujeres arte bien podríamos llamarlas sin temor a equivocarnos.  Aunque no han faltado casos de prostitución, ni la Kiaseng ni la Geisha son prostitutas, sino auténticas profesionales del arte.

Desafortunadamente, la manera en que han sido organizadas, les ha impedido históricamente a Kisaeng y Geishas convertirse en esposas de un Hombre. A lo que más han podido aspirar es a ser amantes o concubinas de Hombres generalmente casados, pero no son ni siquiera estos, la mayoría de los casos. Lo importante es que ellas brindan ese entretenimiento, esa diversión, ese relajamiento esa paz que el Hombre requiere después de una dura jornada laboral y que las esposas formales no les pueden dar. En los países como Japón las relaciones matrimoniales son muy diferentes a las del mundo occidental y no permiten que se de entre la pareja ese tipo de relación que sí se puede dar entre la Geisha y el Hombre.

De ahí que dadas las diferencias socioculturales entre Japón, Corea y otros países orientales, con nuestro mundo latinoamericano pudieran servir para poder incorporar en la mujer sumisa y machista algunos elementos de esas mujeres-arte, para que el Macho pudiera encontrar en casa, no sólo a la esposa, amante y concubina, fiel, leal, sumisa y machista, sino también a esa mujer-arte verdadera profesional del arte de entretener y divertir y relajar al Hombre al cual ella pertenece.

Las Kisaeng y las Geishas profesionales mucho podrían enseñar a la mujer que aspira a formar un matrimonio sobre las bases machistas y patriarcales, sobre el adecuado comportamiento de la mujer ante el Hombre, de como servirlo y complacerlo de la mejor manera posible, pero también como hacerlo con un fuerte ingrediente estético, es decir, con ese arte que expresa toda su feminidad. Toda mujer sumisa y machista debiera ser también una mujer-arte 

La importancia de la sumisión femenina

3 jun. 2012

La oriental es una mujer que ha nacido para complacer al Hombre sin chistar y que su formación educativa se ha basado tradicionalmente en aprender a tratar a los Hombres para satisfacerles. Ellas no pondrán condiciones, no pedirán nada a cambio y raramente estarán pendientes de su propio goce. Son calladas y discretas . Las hembras occidentales debemos aprender mucho de las hembra orientales.

Sabemos que desde siempre la mujer ha sido enseñada a obedecer y a ser sumisa. Es muy típico enseñarles a las niñas de la familia a estar cerca de la madre, a aprender los oficios y a servir a los Hombres de la casa. La mujer debe aprender a realizar tareas, a bordar, a tejer y a hacer maravillas con las manos, pero todo dentro su casa. Se le debe enseñar a guardar silencio, por respeto, y a callar, a bajar la cabeza ante sus mayores y hacer o decir lo que le es ordenado, y a recibir lo poco o lo mucho que le pueden o quieren dar. Aún hoy en día debe perpetuarse la educación sumisa a la mujer, sometida a la voluntad del Hombre.

Es importante que no se pierdan estas buenas costumbres que hacen que una mujer sea verdaderamente femenina y del agrado del Macho. Nuestro cuerpo debe estar ofrecido al placer Masculino, ha sido diseñado para su placer.

 Recordemos las palabras de Rousseau:

"Un hombre y una mujer perfectos no deben parecerse en su mente más que en semblante... Al uno le corresponde ser activo y fuerte, a la otra ser pasiva y débil. Una vez aceptado este principio, se desprende en segundo lugar que la mujer está hecha para satisfacer al hombre...Por este motivo la educación de las mujeres debe estar totalmente dirigida a sus relaciones con los hombres. Complacerles, serles útiles, ganarse su amor y su estima, adiestrarlos en su infancia, cuidar de ellos cuando son adultos..., tales son las tareas de las mujeres en todas las épocas, y para llevarlas a cabo deben ser adiestradas en su infancia... El objeto del adiestramiento físico en los muchachos es el desarrollo de la fuerza, en las muchachas el desarrollo de la finura, la elegancia y la gracia... A los chicos les gusta el movimiento y el ruido: sus juguetes son tambores, peonzas y carretillas. Las chicas prefieren objetos que tengan buen aspecto y sirvan de adorno: espejos, joyas, prendas de vestir y, sobre todo, muñecas... En esto los gustos de la muchacha están claramente dirigidos hacia las tareas de su vida... Llegará el día en que ella será su propia muñeca... A casi todas las niñas pequeñas les desagrada aprender a leer y escribir, pero siempre están dispuestas a aprender a usar la aguja. Se imaginan adultas y piensan felices en la época en que usarán su talento para adornarse a sí mismas... Las niñas son en general más dóciles que los niños y, en cualquier caso, tienen más necesidad de estar sometidas a una autoridad... Este infortunio, si así puede considerarse,es inseparable de su sexo. Durante toda su vida estarán sometidas a las duras e incesantes restricciones impuestas por las buenas maneras. Deben ser disciplinadas para soportarlas..., pues la dependencia es un estado natural de las mujeres, y las muchachas se dan cuenta de que están hechas para la obediencia...La primera y más importante cualidad de una mujer es la dulzura... Debe aprender a someterse sin quejarse al tratamiento injusto y las ofensas de su marido... Las muchachas siempre deben ser sumisas. "