El placer de ser una hembra machista

23 ago. 2012

Ser un mujer machista y sumisa es un estado físico y mental que debe desarrollarse con paciencia para alcanzar el momento en el cual ya pueda expresarse sin mucho que pensar de por medio. Desde las actitudes mas pequeñas hasta los actos mas grandes cuentan.

Como mujeres, debemos ser sobre todo humildes, no opinar sino escuchar, aprender de las sabias palabras del Hombre. Ser una mujer debe ser sinónimo de humildad, candides, sencillez, buena educación Aunque una hembra este enojada con un Hombre nunca le hablará con groserias, es más una hembra machista no debería decir malas palabras. Una mujer nunca menosprecia a un Hombre aunque este haya faltado a su condición como tal.

Por lo que es necesario recordar que las mujeres no debemos ponernos el objetivo de llegar a ser lo que no somos. Nuestro lugar, nuestra condición de hembras no llama siempre a la obediencia y la sumisión en todos los sentidos de la vida y frente a cualquier Hombre. Y esto va mas alla de una posición socio-económica o física. Una mujer por ser mujer debe siempre respeto, debe hornar al Hombre, al cualquier Hombre, mas alla de su condición socio-económica, a El debe reconocerlo como su Superior, y por eso tratarlo con el respeto y admiración que se debe.

La mujer que recuerda siempre su lugar sabe que el Hombre es Rey, debe servirlo como tal, al llegar, siempre ofrecerle algo para su comodidad. Suave y despacio, con tranquilidad, con sencillez y humildad, con una sonrisa. Siempre decir "por favor" y "gracias" aún por las cosas mas pequeñas , asi sea en público o privado. Y siempre tener una palabra de disculpas a mano, para lo que sea en lo que hayamos sido molestas para algún Hombre.

Debemos mostrarnos dóciles y moldeables, abiertas en todo sentido, para recibir aquellos regalos que el Hombre se digna a entregarnos, desde su ser o materialmente. Y también abiertas a recibir sermones y castigos cuando son necesarios de parte de El. Pues su finalidad es educarnos, llevarnos por el buen camino para ser dignas de El, enseñarnos a comportarnos como verdaderas hembras felices y obedientes.

A continuación les copio un relato cuya autora desconozco, estaba en inglés, y me pareció muy interesante compartirlo con ustedes:

 " Sí, señor, yo hago todo lo que mi marido me dice ordena que haga, El me hace ir de compras con un "butt plug" en mi cola. Si, claro que duele, pero se supone que lo haga sino no ayuda no?  ¿Cómo es que me está ayudando? ¡Oh, a ser una verdadera dama! Es difícil caminar con mi trasero todo tapado, ya sabes, así que es una buena práctica para mí caminar como una dama. ¿Estas marcas aqui? Sí, mi esposo me dio unas nalgadas esta mañana. Oh, no, no era un castigo ni nada de eso. Me he portado muy bien últimamente, él me dijo eso. Es que anoche Ted Johnson lo felicitó por tener la esposa perfecta. No, esas nalgadas eran de disciplina, estan programadas para cada viernes. Los viernes son los días de la Disciplina. Es peor si tengo un castigo aparte de los de la sesión de disciplina. Unas nalgadas disciplinarias es cuando él me recuerda cómo ser una buena esposa y una dama .

Mi marido también me pone a veces mi cinturón de castidad , lo hizo especialmente para mí. Fue mi regalo de bodas de él.  Mi marido siempre revisa mi lista de compras. Después de hacerle la cena, me quedaré quieta en mi esquina  mientras él se come la cena. Tengo que estar con mi nariz tocando la pared y con mi trasero desnudo para afuera  Y luego de que él termina la cena, podré cenar lo que queda de las sobras para mi. "


4 comentarios:

mariel dijo...

Mi querida Sunshine...
Como todos y cada uno de tus textos, éste está lleno de sensatez y sabiduría. Deja absolutamente en claro nuestra condición, la manera correcta de actuar ante los Hombres y cuales son nuestras obligaciones básicas.
Como siempre que entro a tu blog, mi corazón se llena de alegría de poder compartir con vos tan bellos sentimientos y tan dichosa vida como mujer machista...

Un beso enorme!
mariel

Sunshine dijo...

Muchas Gracias Mariel!
Siempre es bueno saber que hay mas mujeres machistas que saben bien cual es nuestro lugar como hembras.
Que bueno que te guste el blog
Besos enormes para ti tambien!

pedro soto dijo...

sunshinee y mariel ambas son muy dignas representantes de la mujer machista, que todo Hombre sensato y cohernte con su Hombría desea poseer. Felicidades

monica dijo...

Muy buen aporte!
Como te comentaba antes, Sunshine, estoy en el comienzo de mi proceso hacia la mujer sumisa que ansío ser. Si bien creo que todas las mujeres llevamos dentro estas características o virtudes que enumerás aquí, se hace algo complicado poder traerlas nuevamente a la superficie después de años de estar condicionadas por la cultura actual. Pero en mi caso, confío que tarde o temprano conseguiré alcanzar estas metas y ocupar el lugar que me corresponde y que deseo.

Una vez más, muchas gracias por tus aportes que me ayudan mucho para ir tomando conciencia y para poner más empeño en lo que siento que debo profundizar.

Besos.
mónica